Cómo hacer que el bebé duerma en su cuna

Cómo hacer que el bebé duerma en su cuna

El descanso de tu pequeño es vital para garantizar su desarrollo físico y mental. El lugar donde va a dormir debe ser escogido en función de sus medidas y adaptado a sus necesidades. Tanto si prefieres que duerma con vosotros en la misma habitación o que lo haga en su propia habitación, seguro que lo que deseas es saber cómo hacer que el bebé duerma en su cuna y no se pase toda la noche en vuestra cama.

Así que, si tu bebé se despierta al dejarlo en la cuna, no temas, estos trucos te ayudarán a conseguir que duerma solo. Y es que, un sueño placentero es garantía de salud, no solo para tu bebé, también para vosotros.

Trucos para que mi bebé duerma solo en su cuna 

Cada bebé va a dormir de una forma diferente y va a necesitar más o menos horas de sueño en función de los meses de vida que tenga. Pero lo normal, por ejemplo, es que un recién nacido descanse una media de 16 o 18 horas al día, y lo haga de forma interrumpida.

Si alguna vez te has preguntado cómo puedo hacer para que mi bebé duerma en su cuna sin llorar, este artículo es ideal para ti, porque te traemos varias soluciones para tu hijo, se duerma solo lo antes posible:

Usa una cuna cómoda y segura para tu bebé

Asegúrate de escoger la mejor cuna para tu bebé, existen distintas opciones y tu pequeño puede sentirse más cómodo en un moisés si es un recién nacido o en una cuna convertible si quieres que tenga un lado abierto para estar conectada a tu cama. 

Lo más importante es que tenga un colchón de calidad para garantizar el bienestar del bebé, algo esencial para que no afecte de manera negativa a su crecimiento. Utiliza sábanas y mantas suaves con materiales naturales que sean agradables para su piel.

No someterlo a cenas abundantes 

Que el pequeño se vaya ligero a la cama es lo mejor para que pueda conciliar el sueño rápido. Los expertos recomiendan que siempre cenen a la misma hora, ya sea que tome el pecho, el biberón o esté empezando a tomar alimentos sólidos. Asegúrate que sea ligera y tenga tiempo de hacer la digestión para que en el momento de dormir esté calmado.

Aunque si más de una vez te ha pasado que tu bebé se duerme en tus brazos y cuando lo acuestas se despierta, no te preocupes, esto sucede porque sabe que está a salvo y protegido. Si te pasa, puedes probar a cogerlo, darle un poco de pecho para que se relaje y cuando esté dormido volver a introducirlo suavemente en su cuna, pero recuerda que no se exceda al tomar leche.

Relaja al pequeño para que se duerma mejor

Al final del día, dale un baño calentito a tu bebé y después envuélvelo en una toalla. Esto hará que se quede completamente relajado y pueda dormir mejor. Cualquier actividad que favorezca a calmarlo va a ser bueno para él, así que puedes contarle un cuento o ponerle música clásica. 

A la cama, siempre a la misma hora

Entre las siete u ocho de la tarde puede ser la mejor hora para llevar a la cama a tu bebé. Su nivel de melatonina se encuentra en el punto más alto en ese momento, por lo que coger el sueño no le será nada difícil. 

Y, si es posible que se vaya despierto a la cuna. De esta manera, tu pequeño logrará aprender a dormir solo, creará sus propias estrategias y formas para relajarse y conciliar el sueño. Aunque hay papás, que no lo suelen hacer así, si este no es tu caso, prueba a intentarlo. 

Ponlo a dormir en el mismo lugar y crea una rutina antes de dormir

Esto, aunque no lo creas, tiene su truco, porque de esta forma tu bebé asociará ese lugar o habitación con su espacio de descanso. Y así, cuando llegue la hora de dormir, el pequeño pondrá menos resistencia.

Además, cuando toque irse a la cama, marca una pequeña rutina. Como por ejemplo: cena, ducha y contarle un cuento. De esta manera, asociará directamente estas acciones al descanso y al sueño. 

Acuéstalo con su muñeco favorito 

Tu pequeño lo que menos quiere es sentirse solo cuando toque irse a dormir. Si lo dejas en su cuna con su peluche o muñeco favorito, su temor será menor, por lo que puede que lloré menos y se duerma antes. 

Estos consejos te pueden ser de gran ayuda para que tu bebé duerma mejor y en menos tiempo. Pero recuerda, que también, es muy importante el estado de la habitación: que tu hijo perciba ese espacio como cómodo y acogedor para que pueda sentirse seguro y tranquilo. 

Los brazos de su mamá y de su papá siempre serán el mejor lugar para un bebé, pero con estos consejos sobre cómo hacer que el bebe duerma en su cuna pueden ayudarte a conseguirlo poco a poco. Ponlos en práctica y comprueba cómo tu pequeño se va mucho más tranquilo a dormir. En Bebe Pasea tenemos todos los complementos para la hora de dormir que necesitas para que tu pequeño se sienta cómodo y seguro. ¡Dulces sueños!

All comments

Leave a Reply